La llorona (Chavela Vargas)

Todos me dicen el negro, llorona
Negro pero cariñoso
Todos me dicen el negro, llorona
Negro pero cariñoso

Yo soy como el chile verde, llorona
Picante pero sabroso
Yo soy como el chile verde, llorona
Picante pero sabroso

Ay de mí, llorona, llorona, llorona
Llévame al río
Ay de mí, llorona, llorona, llorona
Llévame al río

Tapame con tu rebozo, llorona
Porque me muero de frío
Tapame con tu rebozo, llorona
Porque me muero de frío

No sé qué tienen las flores, llorona
Las flores del campo santo
No sé qué tienen las flores, llorona
Las flores del campo santo

Que cuando las mueve el viento, llorona
Parecen que están llorando
Que cuando las mueve el viento, llorona
Parecen que están llorando

Ay de mí, llorona, llorona, llorona
Llévame al río
Ay de mí, llorona, llorona, llorona
Llévame al río

Tapame con tu rebozo, llorona
Porque me muero de frío
Tapame con tu rebozo, llorona
Porque me muero de frío

La Luna es una mujer, llorona
Y por eso el Sol de España
La Luna es una mujer, llorona
Y por eso el Sol de España

Anda que bebe los montes, llorona
Porque la Luna lo engaña
Anda que bebe los montes, llorona
Porque la Luna lo engaña

Ay de mí, llorona, llorona, llorona
De un campo lirio
Ay de mí, llorona, llorona, llorona
De un campo lirio

El que no sabe de amores, llorona
No sabe lo que es martirio
El que no sabe de amores, llorona
No sabe lo que es martirio

Yo te soñaba dormida, llorona
Dormida, te estabas quieta
Yo te soñaba dormida, llorona
Dormida, te estabas quieta

Pero en llegando el olvido, llorona
Soñé que estabas despierta
Pero en llegando el olvido, llorona
Soñé que estabas despierta

Si porque te quiero, quieres, llorona
Quieres que te quieras más
Si porque te quiero, quieres, llorona
Quieres que te quiera más

Si ya te he dado la vida, llorona
¿Qué más quieres?
¡Quieres más!

La vida empieza un buen día que llegas, respiras. Y hay un camino trazado, un destino estructurado y hagamos lo que hagamos, está escrito.

Como en la canción de Chavela, no sé qué tienen las flores del camposanto, que cuando las mueve el viento, parece que están llorando. La vida nos mueve el alma y nos retuerce el corazón, en ese preciso instante en que te quita la vida de ese ser ser querido, que se lleva sin pedir permiso, te roba a mano armada, te da un zarpazo y te quita de en medio y te deja llorando, perdido.

Y queda el consuelo que aunque el robo es legítimo, jamás te robarán cuánto has querido.

Muchas lágrimas se están vertiendo este 2020, y no se acaban, no se secan, no cesan de salir lágrimas, de morir personas, de darnos latigazos este virus.

Hoy me apetecía llorar con ustedes. Compartir esta canción. Seguir adelante.

Lloren, sorben los mocos, límpiense la cara y salgamos de nuevo con cariño a vivir la vida que nos ha tocado vivir.

Gracias, siempre, Miriam.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies