Versando versos

Escribo, lo borro, no me siento inspirada.
Me miras, sonríes, mi rabia te hace gracia y siento que tu mueres por ese gesto mío, que busca un hueco en esto y nunca llega a nada.
Motivas con besos. 
Relajo la mirada y entonces, presiento que ya sale, escribo lo que pienso, lo intento, suscribo lo que siento, y queda tatuado, el verso, la estrofa que dice que te quiero, que a veces nos odiamos y siempre confiamos en que esto será eterno. 
Motivas con gestos y eso me hace grande, te gusta, te llega y siento que mi orgullo se engorda a niveles tan inmensos, que me creo ya escritora, famosa, de esas que enamoran y entoces despierto, 
¿y si solo fuera un sueño? 
No creo, yo creo, lo veo, lo vemos, persisto, escribo y siento que algún día el reto, las ganas, el sueño llega lejos y alguien lo transforma en eso, lo bello de algo que ya gusta, esfuerzo, cariño y ganas de tenerlo.
Alcanzo el cielo. 
Mis versos plasmados y siendo analizados. 
Mis textos, queridos, los veo deborados por ávidos lectores que buscan el rato, justo el momento de evadirse de todo y ser protagonistas de historias y de cuentos.
Mis cuentos.
Autora: Miriam Giménez Porcel. Para mi colaboración semanal en la página: https://elpoderdelasletras.wordpress.com/
Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies