Tu regalo

Me gustaría recibir un regalo lleno de sueños. Impredecible. Incierto. Me gustaría palparlo, cerrado. Olerlo. Intentar adivinarlo. Y, cuando me vea incapaz de lograrlo, abrirlo.
Desearía recoger de tus manos algo único. Increíble. Mágico. Que lo hayas pensado tanto, que tus ojos se humedezcan al entregarlo.
Me gustaría que pusieras en el empeño lo mismo que yo al desearlo.
No se debe exigir. No se debe esperar. No se debe subestimar. Pero yo exijo. Espero. Subestimo. Porque, en ocasiones, pongo el listón muy alto, y deseo lo mismo.
Y no es sencillo. Y lo entiendo. Y en dos días olvido. Pero al momento, ¡ay, al momento! No quieras saber lo que pienso al momento.
By Miriam Giménez Porcel.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies