Sentémonos, sintámonos

-¿Y si nos sentamos y lo hablamos todo?
-¿Y si nos sentimos ridículos?
-¿Y si ni sentamos cimientos, ni llegamos a ningún acuerdo?
-Tengo miedo.
Mucho, de todo. De lo nuestro.
-En el amor no hay acuerdos, ni cimientos, ni ridiculeces que den miedo.
Valioso el momento de sentarnos a sentirnos y dejar de buscarle problemas a los encuentros.
Tengo el don de hacerte feliz.
Tú, el misterio que busco para ayudarme a seguir. 
Envolverte, engañarte y empaparme de ti.
¿Y si nos sentamos, nos sentimos y nos vivimos todos?
Déjame contagiarte mucho. 
De las risas, de los lloros, de las ganas, de los logros. 
Basta de distancias, de silencios.
¿Y si nos sentamos a contemplar el paraiso?
Ese que todos tenemos y nunca vemos. 
Y está siempre, justo enfrente.
A unos metros.  
By Miriam Giménez Porcel. PAra: http://elpoderdelasletras.com/
Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies