Nuestro Pep

Me vienen a la mente las imágenes de mi época de estudiante. Aquellos ratos entre clase y clase en el que los chicos hablaban de fútbol y las chicas de los jugadores. Y qué afición la de aquellos años!!!. Qué tiempos!!!! Qué recuerdos con los clásicos al rojo vivo, viviéndolos al máximo con los de «La quinta del buitre» por un lado y el «Dream Team» por otro.
Aquella época en las que Vaquero era el favorito de Tania, a mi me encantaba el gamberro de Stoichkov y a todas nos volvía locas Guardiola. Nuestro Pep, el de toda la vida. Y es que ahora 20 años después,  que ya de aquellos compañeros no se nada, apuesto a que están conmigo en que sigue siendo el apuesto señor con clase, con excelente puesta en escena y profesional como la copa de un pino.

Como jugador disfrutamos de su talento y fueron partidos históricos, como entrenador, consiguió consagrarse y llevar a su equipo del alma a otro punto de la historia, a la cima más alta. Seas o no seas del Barcelona hay que reconocer que hizo equipo, hizo piña e ilusionó millones de corazones de una manera incuestionable. 
Y después Qué? Pues ahí tenemos a nuestro gran Pep. Ayer pude sonreir y corraborar para mis adentros que es el mejor. En un artículo de El Periódico su foto, otra ccelebración. Me alegre del triunfo de su nuevo equipo y me enorgullece saber que mis pensamientos no son erróneos. Nadie jamás podrá arrancarle el mérito que tiene su tesón diaria, su gusto por el buen trabajo y gran profesionalidad.  Ha quedado demostrado aquí, allí y dónde quiera que vaya.
Y me acojo a su frase: «si ens llevem ben d’hora, ben d’hora…som imparables», o algo así.
Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies