La manada

Llega el verano.
¿Crees que podremos salir a pasear en falda, corta, ceñida, por los muslos, con tacones o con planos, en definitiva, como nos de la gana?
¿Crees que podremos hablar, tomar una copa, sonreir, bromear con uno o más de un tío, y que no crean que, por eso, después toca follarnos?
Llega el verano.
Y al igual que en el invierno. Queremos pasear, llegar a casa de madrugada sin miedo. Queremos sonreir, divagar y sentarnos a tomar el sol en tirantes, sin sufrir las miradas del que cree que buscamos «tema».
No somos un trozo de carne.
Ni me juzgues por llevar menos tela.
Nos ponemos cachondas como vosotros, sin maldad, sin engañar, sin amenazar, sin amordazar. Porque es la naturaleza.
Y tenemos el mismo derecho que cualquiera a decidir si si o si no.
El día que este pensamiento, todos, todas y los que crecen también lo entiendan, empezarán a cambiar las cosas.
Mientras seguimos teniendo que presenciar como la justicia dicta sentencia ante unos hijos de puta que decidieron que esa chica debía consentir lo que ellos ya llevaban programando desde antes de conocerla. Porque son así, porque no es la primera. Porque para ellos la mujer que conocieran iba a ser una más que llevarse a un portal, para en manada joderla. Y además grabarla. Y reirse. Y humillarla. Y después robarle y dejarla tirada.
Hoy se ha dictado sentencia y ella en vez de la víctima parecía ser la que hubiera provocado esa violencia.
A ver como le explico a mi hija que tenga cuidado. Que no se vaya con desconocidos. Que no les provoque. No les de a entender según que cosas, porque sino luego no se va a entender que diga que no.
A ver como le digo a mi hija que esto es una mierda y que los jueces que dictan sentencia la juzgarian a ella, por sus actos de antes y después.
Mejor no le digo nada. Aunque ya no tengo fe. Espero que jamás sea ella la víctima, porque entonces no respondo, madre mía, no se lo que haría.
Basta de esta mentalidad de mierda.
Basta de que los hombres vean en las mujeres un trozo de carne y se crean con derecho a juzgarlas por cómo vayan, por cómo actúan, por como sean. Somos como nos de la gana. Y punto. Yo decido, yo elijo, yo me niego. #noesno

Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies