Cadaques

Cadaqués enamora de día y de noche.
Puerto pesquero de aires violentos.
Recoge tu alma, enciende tu fuego.
Esconde la rabia.
Quema los miedos.
Calma las aguas.
Concede sueños.
Cadaqués coloca en su sitio sentimientos.
No te retrocede.
Siempre te avanza.
Busca allí tu propia terapia.
En Cadaqués estudias tu vida y lanzas miserias al mar.
Reinventas retos, te dejas llevar.
Porque aquel que a Cadaqués acude.
De amor no muere, sino que vuelve a renacer.
En Cadaqués besé tus labios.
Me dejé mecer.
Me bañé en sus aguas.
Me dejé vencer.
Nos sentimos nuevos.
Incluso, un poco dueños.
Me enamoras de día y de noche,
mi pequeño pueblo.
¿Dónde quedó aquel incómodo momento en que discutimos
y miramos al mar para volver a sentirnos?
En Cadaqués todo cobra sentido.
Y si algo vale la pena, es vivirlo.
By Miriam Giménez Porcel. Para mi colaboración semanal: https://elpoderdelasletras.com/cadaques-poesia/
Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies