Andar de nuevo

Empecé de nuevo, a seguirte un poco.
Desee de nuevo, besarte lento.
Conseguí tenerte, sin mover un dedo.
No escribí poemas para atraer tu hambre.
No publiqué textos para llegarte dentro.
Más bien fue verte, y saber que no había muerto.
Fue recordarte y entender que la llama ardía.
Y crucé el sendero, que separaba tu mundo del mío entero.
No hay nada tan cerca ni tan lejos como uno mismo quiera verlo.
Te busqué de nuevo y encontré al mismo que años atrás moría, por besar mi cuerpo.

“Puedes llegar a cualquier parte, siempre que andes lo suficiente“. Lewis Carroll

Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies