Amores dormidos

Desde lejos nos detendremos.

Nos tendremos.

Nos miraremos.

Para después darnos la vuelta y contenernos.

Aun sabiéndonos absorvidos.
Siempre, siempre por los malditos malentendidos.
Sonreiremos para adentro.
Y todo esto no habrá tenido sentido.
O habrá tenido todo el sentido de mundo. 

Porque nunca forzamos un cariño.
Negándonos al olvido.
Intentando lo inimaginable.
Consiguiendo el objetivo.
Comprendiendo que nos quisimos.
Porque negamos que el amor quedó sin mimos.
Porque afirmamos que nada murió, sino que volvimos a ser los mismos.
Superando la etapa del amor dormido.
Desde lejos nos buscaremos,
y continuaremos la vida que siempre tuvimos.
By Miriam Giménez Porcel.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies