14 de febrero no mensaje de amor

14 de febrero no mensaje de amor

Cuatro de noviembre y ya van cinco. Sin tus besos, ni tus risas, ni tus llantos y paranoias. Me dejaste sin misterios, fuiste claro y directo. Ya no hay nada de lo nuestro. Hace tiempo que dejamos de ser uno, para ser lo dos distintos. Uno en cada punta del sofá. uno en cada lado de la mesa, uno en los extremos de la cama, sin rozarnos, sin el buenas noches de rigor, sin el buenos días mañanero. 

Cuatro de noviembre y cuento los días. Que cerraste de un portazo. Que le di tijeretazo a las fotos, a los cuadros del salón que ya tenía mal colgados, desde el minuto uno, y tal vez ese era el mal augurio, que todo lo rompió.

Cuatro de noviembre y se acerca el cumpleaños, que me dice uno más y yo cuento uno menos a tu lado. Y no regresas. Pensé que volverías a mis brazos, rápido, implorando mi perdón. Y me encuentro sola en el salón, aún buscando esos restos de aquella relación que fue más mía que tuya, ahora lo veo, antes no.

Cuatro de noviembre cariño mío. Llámame, te puse en el último mensaje. Por favor, te puso mi corazón. Yo no quise teclearlo, salío solo, sonó triste, fue real. Ni llamaste, ni escribiste. Tal vez no creíste en mi urgencia. En la necesidad de tenerte al otro lado, otro instante y creerte mío aunque fuera sólo ese pequeño espacio de tiempo en el que el teléfono dice en linea y yo sonrío y te imagino también deseando lo mismo. Pero no. No es real. Ni llamaste, ni escribiste.

Y llega el día que catorce de febrero y salgo al patio de mi casa, la que fue nuestra, la que nos cobijó, en la que hicimos el amor, en la que me pediste matrimonio, y ese día no llegó, en la que peleamos, en la que diste el portazo y todo se acabo. Y miro al cielo, y sonrio al sol. Porque ya no te quiero, no te necesito, no eres tu, soy yo, que ya me quiero más, porque antes me quería demasiado menos y tú siempre eras el que todo lo hacías mejor, el que eras el bueno, y la mala siempre yo. 

Tiene que ser precisamente en este día que comprenda que aquello no era amor.

By Miriam Giménez Porcel.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies